18 de agosto de 2014

En el taller.

Diez mil ciento catorce...
-Hola. Habíamos quedado a las ocho para una revisión del vehículo.
-¿El que han comprado, verdad? ¿Me dejan la ficha técnica y me acompañan para tomar unos datos? ¿Cuántos kilómetros tiene el coche?
-Diez mil. Diez mil ciento catorce, para ser exactos...
-Aviso al taller y esperan unos cuarenta minutos. ¿Tiene las llaves puestas? A ver, si... ¿Ven allá... los toldos? Hay una cafetería donde pueden desayunar mientras esperan.

                          (En la cafetería)

-¿Qué desean?
-Zumo de naranja, sándwich mixto vegetal y cortado de leche y leche. ¿Tienen prensa del día?
-Aún no, lo siento.
-Vale. Eso es todo... Cuando llamé para concertar la cita me dijeron que serían unos treinta minutos. Y ya van por cuarenta y cinco.
-Tengan. Cortado de leche y leche, zumo y sándwich. ¿Ok?
-Ok. Si, es como la consulta del médico, pero en el taller. Sabes cuando entras, pero no cuando sales. Y como pongas mala cara, prepárate.
-Al menos en esta cafetería han sido puntuales.
-Es de agradecer.

                        (De regreso al taller)

-Hola de nuevo.
-Tendrán que esperan un poco más, aún no ha comenzado la revisión.
-Nos quedamos aquí, en la zona de espera. Hala, a leer revistas... ¿A ver qué tenemos por aquí? HYUNDAY BLUE WAVES, CESVI MAP, PASION SEAT... El Seat León está tirando fuerte.
-Si. El de la portada. Rojo. Como el de Borja... Me aburro. Voy a sacar el móvil y me pongo con los Angry birds.
-Ya está. El mecánico trae el coche. ¿Todo bien?
-Si, perfecto. Pero convendría un cambio de aceite, para evitar sorpresas indeseables. 26,70. ¿Efectivo ó tarjeta?

1 comentario:

  1. Si te apetece compartir tus relatos pásate por aquí
    http://280ypunto.blogspot.com.es/
    un saludo

    ResponderEliminar